Blog Personal.

Futuro, Microsoft, Opinión, Xbox Series X, XSX

Xbox: This is Fine!

Hace unos días el editor jefe de IGN dejaba ir lo siguiente en su twitter:

¿A que viene esto? Pues bien… ¿Cual es la única empresa que quiere que juegos desarrollados para la actual generación sean la punta de lanza para la siguiente? La única respuesta es Microsoft quienes entraron en pánico hace unos meses y ahora mismo están en modo…

Entraron en pánico cuando vieron la presentación de Junio realizada por Sony. La menos potente, la menos poderosa, la que tenía menos Tontoflops había mostrado cosas con cara y ojos directamente optimizadas para su siguiente consola, nada de versiones levemente vitaminadas de sus juegos de PS4 lanzados este año. Microsoft tenia una enorme colección de juegos de «Xbox One» que quería mostrar como juegos de Xbox Series X bajo la excusa de que iban a ejecutarse a 4K y/o 120fps y cosas así. De toda la directiva de Microsoft el que se dio cuenta fue Matt Booty quien decidió no mostrar por parte de los estudios internos a su cargo nada de nada del material de Xbox One… ¿La solución? Tirar de CGs con tal de taparlo todo pero Bonnie Ross quien controla 343 Studios nos recompenso con esto.

Un movimiento la mar de inteligente por parte de Ross y sobretodo de Aaron Greenberg quien tenía que haber visto que no se podía mostrar algo como el Halo Infinite para promocionar la consola de los 12 Tontoflops. Pero igualmente se mostro dejando la imagen de Xbox Series X en la basura y para colmo lo que se mostro fue el port de la versión de Xbox One corriendo en un PC. Nada de las presentaciones en los últimos meses se estaba ejecutnado en la Xbox Series X siquiera.

¿La decisión de Microsoft? Semanas después a Bonnie Ross le ha explotado su politica de diversidad en la cara pero no es despedida por Phil Spencer o al menos relegada sino que le permiten retrasar el juego hasta 2021 para dejarlo fuera de la ventana de lanzamientos para Xbox One pero la realidad es que no existe la versión de Xbox Series X, hay que salvar a Halo Infinite y al final tras un mes tortuoso deciden re-contratar a Joseph Staten para que haga de director del juego y guionista para terminar la campaña. Las malas lenguas dicen que Microsoft lanzará el modo multijugador para Xbox One en adelante ya que lo tienen terminado de manera gratuita para el Game Pass y por otro lado lanzarán la campaña para Xbox Series X. Sinceramente creo que es una oportunidad para volcar la mesa y renovar la saga Halo sin que pierda su esencia, llevarla más allá aprovechando las capacidades técnicas de Xbox Series X pero Roma no se construyo en un día.

El caso es que la política de Phil Spencer de querer seguir dandole apoyo a Xbox One, una plataforma que ni casi regalando juegos con el Game Pass despega es un enorme error. Con Xbox One X tenía cierta justificación pero con Xbox Series X no, no la tiene en absoluto y es un problema cuando quieres vender que tu consola es más potente que esta se limite a mostrar más rápidos y a más resolución los juegos de tu anterior consola. Es más, es preocupante cuando no has mostrado nada corriendo en tu nueva consola y hasta los fans más acerrimos de tu marca se ponen de acuerdo tras una Gamescom decepcionante en criticarte porque no se ha visto nada a dos meses de la presentación de la consola.

Y estos no son fanboys de Sony sino que son muy fans de Microsoft y cuando los «influencers» de tu marca te critican entonces tienes un problema grave y todo el FUD echado contra la competencia de manera inmoral, ruin y traicionera se vuelve en tu contra, especialmente cuanto tu basas tu viral marketing y astroturfing en la potencia de tu consola.

El problema que tiene Microsoft es que la gente no puede trasladar una especificaciones en un número a una calidad visual concreta. Lo que entiende la gente es un mejor que o un peor que un resultado ya conocido. Microsoft teniendo la consola más potente según su marketing necesita mostrar algo no ya que supere a Xbox One X a nivel visual y que tenga cara y ojos sino algo que supere a PlayStation 5 y creedme que la diferencia en TFLOPS es de un 17% solamente y muchos juegos se verán igual y si algunos no pueden correr a 2160p nativos entonces lo harán a resoluciones cercanas como los 2088p por lo que la comparativa técnica es un absurdo.

¿Cuanto tardara Microsoft en ponerse en modo pánico?

Y a Microsoft no le interesa un efecto bola de nieve porque cada comprador de una PS5 de cara a los «juegos como servició» es un usuario menos de la plataforma Xbox Live y un motivo más por parte de sus amigos para comprar PS5. En Microsoft no se han enterado de que Xbox One no perdió a mitad de generación sino a principios de esta y precisamente no por capacidades de la consola siquiera, ni por los juegos sino por una enorme bola de nieve negativa.

Esto es todo, tenéis los comentarios de esta misma entrada para comentar y no olvideis que tenemos Discord.

3.5 28 votes
Article Rating
6 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Hideto

Genial articulo Urian. Muchas gracias!

Pepelepew

Cuando le preguntaron a myke Ibarra sobre el camino que tomo Sony respondió esto. I like it. I like having something that is the absolute latest tech and shows off my investment in the best possible way. It also reduces dev time when devs can focus on absolute optimization of one HW system. But at the same time, it comes at the cost of smaller install base. Igual yo estoy seguro de que el error de Microsoft fue subestimar el software que estaba cocinando Sony, el poderío de worldwide studio en donde se comparten experiencias, herramientas y colaboración en el… Read more »

Jose Miguel Ortiz

Joseph Staten estaba realizando funciones de asesoramiento para Microsoft games studios. Únicamente le han «reubicado» para intentar salvar la campaña del juego que ayudó a encumbrar cuando Bungie era una first de Microsoft.

Last edited 1 month ago by Jose Miguel Ortiz
jose diaz

Hacia tiempo que no te salia tanta bilis.

Jordi Salas Hernandez

Sigo pensando que Ballmer esta en el departamento de marketing de xbox… copio y pego una de sus tantas frases celebres:
“No hay ninguna posibilidad de que el iPhone vaya a obtener una cuota de mercado significativa”