Blog personal sobre tecnología

Disruptive Ludens

SONY Justice Warrior

PlayStation Studios

SONY ha anunciado que tiene un nuevo estudio, afincado en Montreal y a manos de Jade Raymond.

Jade Raymond

La misma Jade Raymond que desde 2012, e incluso antes, lleva abogando por la diversidad en los videojuegos. La misma persona que cuya influencia en Electronic Arts fue sacar cero juegos, pero convertir a todos los estudios alrededor de su área de influencia en una sombra de si mismos por influencias de la Justicia Social.

Y no, el problema no es la Justicia Social, el problema es que Jade el Electronic Arts no llego a sacar nada de nada, simplemente actuar como una inversa del Rey Midas. Eso si, gracias a la interseccionalidad y el feminismo en los videojuegos ella tiene un pase porque es mujer, y siempre tendrá las puertas abiertas. Especialmente con una SONY que ha elevado a Neil Druckmann a los altares, mientras que han cerrado Japan Studios.

Es que Japan Studios no vende, es que es normal que la cerrasen si no daba dinero.

No majos, no, precisamente los payasos de la Justicia Social odian a Japón, el motivo es que la cultura de dicho país es todo lo que ellos odian con vehemencia. Todo lo que viene de Japón y que lleva su sello cultural es algo más que va en su contra. Los japoneses hace tiempo que rechazan colectivamente la Justicia Social.

¿A la gente no le parece raro que SONY eleve a los altares a Neil Druckmann y le haga un estudio a Jade Raymond? No le parece raro por el hecho que no ve el patrón, ergo la tendencia. Pero, esto ya empezó ya hace tres años atrás, cuando la propia SONY pidió censura en los juegos japoneses.

Os parecerá una tontería enorme, pero el motivo por el cual hay tanto SJW Kawaii y que dice que le gusta todo lo japonés no es porque disfruten de ello. En realidad sienten un asco tremendo, pero su objetivo ha sido entrar en todo lo relacionado con la cultura japonesa para hacer de filtro. Incluso algún que otro ha hecho de traductor de mangas, animes e incluso videojuegos buscando desvirtuar el mensaje y haciendo que los juegos salgan censurados.

Y no, no es solamente SONY quien lo ha hecho, no hace falta que recordemos cierto Fire Emblem y la censura del Tree House de Nintendo America.

¿Y que tiene que ver esto con Jade Raymond?

Tiene huevos, que SONY deje irse a quien produjo juegazos como Soul Sacriface y Bloodborne para fichar a la Raymond. En especial tras su periplo en EA y Google, pero llama poderosamente la atención cuando sabes de que pie cojea.

Espero equivocarme y mucho, al 100%.

PD: No quiero lloros.