Blog personal sobre tecnología

Disruptive Ludens

Phil Spencer Wins

La compra de Bethesda por parte de Microsoft ya es una realidad, ya que todos los estamentos que podrían haber echado hacía atrás la operación no se han posicionado en contra. Dicho de otra manera, Bethesda es ahora de Microsoft.

Lo cuál es una bomba enorme, ya que eleva el nivel de calidad de Microsoft Game Studios varias ordenes de magnitud y tal ha sido el efecto que las reacciones de los astroturfers y viral marketers de SONY ante tal compra es ponerse es cortocircuitarse, con tal de quitarle valor a Bethesda.

Desde los inicios de la Xbox siempre se repetía el mantra de que Microsoft con su dinero acabaría comprando una gran editora, algo que nunca hizo hasta lo de Bethesda. La mayor compra que hizo en toda su historia y antes de la era de Phil Spencer fue la de Rare que no era más que un estudio y no tenía la fuerza ni el tamaño de una editora. Fue con Phil Spencer que les vimos soltar el dinero con Minecraft y no poco precisamente, y ha sido también con el propio Spencer que el acuerdo Bethesda-Microsoft se ha consumado.

Toda empresa tiene tres valores que la definen, el llamado RPV o Recursos Procesos y Valores. En los recursos se incluye tanto el capital humano como la propiedad intelectual, en los procesos el saber hacer y los valores no es más que la motivación y el mapa de ruta, normalmente empujada por el modelo de negocio.

Microsoft Game Studios era un desastre enorme hace unos meses, como editora hubiese desaparecido hace tiempo y el hecho de reorganizar esta era demasiado complejo y requería demasiado tiempo. En esos momentos donde Microsoft se puso a buscar una potencial compra con tal de paliar los defectos de sus estudios.

¿Y cuales eran las opciones de compra? Se hablo de Steam, pero Valve ya no hace juegos y sería repetir lo que ya tienen, por lo que quedaba descartada de inicio. Luego tenemos a EA, Ubi Soft y Take Two, cuyo valor económico era demasiado grande. ¿SEGA? Como editora no tiene el punch suficiente. Al final Bethesda era la mejor opción para Spencer, con unas propiedades intelectuales enormes, el saber hacer necesario y con un valor de mercado mucho más bajo que las otras grandes editoras.

¿Vamos a ver el movimiento repetido?

Pues, siento deciros que desde el momento en que la compra de Bethesda ha servido para paliar los problemas de Microsoft Game Studios, la respuesta es no. No me veo a Spencer gastando dinero en otra gran empresa del sector una vez ya ha solucionado el gran problema que había interno en Microsoft.

¿Cuál era ese problema? La sensación de que excepto Forza, Gears y Halo, el resto de sus ofertas parecen ser títulos de calidad AA, de esos que son un quiero y no puedo por una pésima gestión. Mi opinión es que Bethesda no ha sido comprada para añadirse a MGS, sino que ha sido comprada para que los estudios de MGS se unan a ella y aprovechar su estructura de funcionamiento.

Los grandes lideres son aquellos que pueden pensar lateralmente en un estado de excepción. El pensamiento lineal marcaba que Microsoft iba a quedarse para siempre en la misma posición en cuanto a sus exclusivos y no mejorarla. Y esto que escribo no es una Oda a Spencer, pero se le ha de reconocer que con la compra de Bethesda ha pensado lateralmente y ha adelantado a sus rivales.

¿Su mayor ventaja? Tener a alguien como Jim Ryan al frente en SONY, un incapaz máximo con un producto de éxito de masas en sus manos.