enero 20, 2021

Pathological Liars

Cuando le preguntas a un niño que quiere ser de mayor te puede decir médico, abogado, informático, conductor de trenes, etc. Todo ello relacionado con un hobby, pero, ¿quién quiere ser periodista? Y se que es una pregunta estúpida.

El periodismo no es más que pedagogía encubierta, el profesor de la escuela es sustituido por el locutor de radio, el columnista del diario o el presentador de televisión. Los adultos aprenden del mundo a través de esta gente, pero, el periodismo no solo atrae a gente con una amplía vocación pedagógica sino también a mentirosos patológicos.

El mentiroso patológico lo que le molesta realmente no es el hecho de que él mienta, lo que le molesta es que sus mentiras carezcan de veracidad. A medida que va creciendo el mentiroso patológico necesita buscar algo que le permita continuar mintiendo, porque para él es sumamente importante poder hacerlo. El mentiroso patológico es como el sátiro que ve el ir de putas como una necesidad como el comer, pero con la mentira.

Así pues el mentiroso se hace periodista y de repente se encuentra siendo una figura de autoridad, puede mentir libremente a la gente sobre la realidad porque desde su púlpito de periodista se ha convertido en el portavoz de la verdad. El que mentía ya no miente pese a que mienta igual que antes.

Entonces un día aparece internet, la gente de a pie empieza a dar su punto de vista de las cosas y otros mentirosos patológicos empiezan a buscar una forma más rápida de propagar la mentira, ya no les es necesario hacer una carrera de periodismo que convierte sus embustes en verdades. Ahora con un ordenador, una conexión a internet y una webcam ya pueden mentir.

La vieja guardia se cabrea, no puede ser que cualquiera pueda mentir ahora, solo ellos pueden hacerlo y empiezan a crear verificadores de noticias y a hablar de las Fake News, realmente es una escoria acusando a otra, solo que la escoria elitista no aguanta que ahora su titulo de periodista, el cual les dio la potestad de mentir a cara descubierta, ya no valga una mierda.

3.8 8 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
2 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Nemecio Adefecio

De verdad toda esa gentuza es insoportable, verlos como defienden sus mentiras aun cuando le muestran las mas claras evidencias es vomitivo.

Batlander

Bueno la verdad es que el título de periodista nunca valió una mierda realmente. Y los buenos periodistas (que no presentadores) suelen venir de otras carreras universitarias.

Last edited 7 hours ago by Batlander
2
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x