Blog personal sobre tecnología

Disruptive Ludens

La estrategia de SONY

Una de las cosas que de repente los medios han olvidado o desconocen, es el hecho que una consola de videojuegos muere cuando deja de recibir juegos. Y es algo que muchos de los Xtards no entienden, pero en especial la propia Microsoft que pese a sus intentos con el Game Pass no consigue hacer que su Xbox Series X despegue.

Ya no es un tema de calidad de la consola en si misma, no es la potencia, ni los juegos, ni el catálogo. Es el hecho que la actual generación de consolas esta dominada por una tal PlayStation 4 que sigue recibiendo juegos. ¿Qué sentido tiene para los usuarios de PS4 dar el salto a Xbox Series X si su consola sigue estando en la cresta de la ola? Vale que hay algún que otro juego para PS5, pero ahora mismo la relación entre PS4 y PS5 es más bien la relación que hubo entre la PC-Engine y la Core Grafx.

Mucha gente lo desconoce esto porque no sale en los libros de historia, pero Nintendo se vio forzada a matar la Famicom/NES en su día, por el hecho que incluso con su sucesora en el mercado seguía sacando juegos. Tan poderosa fue esa consola que incluso con PC-Engine y Mega Drive en Japón y siendo mucho más potentes no pudieron plantarle cara e incluso Nintendo tuvo problemas. ¿La solución? Matar a la consola dejando de apoyar a esta.

Otro ejemplo lo tenemos más temprano en el tiempo con Atari, la gente con una VCS 2600 no se compro otras consolas porque su consola principal continuaba recibiendo juegos. Incluso cuando sacaron la 7800 se seguían vendiendo juegos de la 2600 y la hicieron compatible hacía atrás con esta.

El motivo por el cual Microsoft ha sacado el Game Pass no es por lo que dice Phil Spencer y todo el marketing de Xbox. Es por el hecho que los usuarios de PS4 tienen bibliotecas enormes que no van a abandonar y que pretenden migrar a PlayStation 5. Esas bibliotecas de juegos en su mayoría son digitales ya que el 80% de las ventas de PlayStation son de juegos digitales. Es por ello que Microsoft para contrarrestar ha de ofrecer una biblioteca entera en forma de Game Pass.

Se trata de una guerra de desgaste, no es que hayán pocas PS4, es que SONY cree que el Game Pass esta erosionando la economía de Xbox y van a aguantar con PS4 a full y pocas unidades de PS5 hasta que sea necesario para ellos.